Aprieta, pero nunca ahoga

Pues eso dice la canción, y eso mismo estamos pensando nosotros ahora mismo. Que podríamos quedarnos con el «la vida que mala es», pero no… ¡hoy elegimos esa pizquita de esperanza!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s