Dale una vueltita

El título del post de hoy es un mantra bastante repetido en esta oficina con múltiples y variados significados, connotaciones, coñas y recuerdos. Pero a partir de hoy cobra un nuevo sentido, y es que nos hemos enamorado de este enchufe plegable, merecedor del Brit Insurance Designs of the Year 2010.

Min-Kyu Choi, un estudiante de diseño de 29 años, es el cerebro detrás del invento. La inspiración le vino de algo tan sencillo como dejarse los cuartos en un MacBook Air, el ordenador portátil más delgado del mundo, para comprobar que tenía que usarlo con el enchufe… más grande del mundo (uno de esos ingleses con tres puntas). Así que decidió “darle una vueltita” y llegó a esta fantástica solución. SIMPLE, una vez vista, pero que hasta ahora no se le había ocurrido a nadie.

Y por si fuera poco, ahí que mejoró todavía más el cacharro haciendo un ladrón (que ya lo quisiéramos por estos lares) que en lo que ocupa un enchufe standard te sirve para tres aparatos.

Podríamos dejar este post aquí, pero vamos a darle una vueltita, sólo para proclamar al mundo que queremos irnos a Londres (como si nos faltaran ganas habitualmente) al Design Museum, que exhibe hasta el 31 de octubre las piezas que han participado en esta edición del certamen. Por cierto, por si vas: que sepas que si entras a última hora (aquello no es muy grande) la entrada te cuesta la mitad. Ya lo sabes. ¡Viva el diseño y la madre que los parió!

Anuncios