Planifica tus orines (en el cine)

Polaroid BarbucciVaya por delante que no sé lo que son los “americanos”, pero tienen que ser gente rara, rara, rara… No sé muy bien por qué digo esto, porque tampoco sé lo que es un cine, pero me solidarizo con el sentir mayoritario de la oficina y afirmo con rotundidad que los americanos están lo suficientemente locos… como para admirarlos.

Y todo esto viene a cuenta de que por aquí están hablando de esta web en pruebas (americana ella) que sirve para calcular el momento óptimo en el que ir al WC cuando estás en el cine, de forma que te pierdas lo menos posible de la trama. Si, has leído bien. Es una web que consultas antes de ir al cine, para saber en qué momento de la película puedes ir al WC. Que digo yo, ¿no es mucho más lógico mear en cada esquina que encuentras y olvidarte de planificarlo?…

La web en cuestión se llama RunPee (algo así como “chis-veloz”) e incluso incluye vídeos de instrucciones para que el posible usuario sepa cómo funciona la cosa… En resumen: eliges la película que quieres ver, clickas, y te aparecen las diferentes opciones de “óptimos momentos para hacer aguas menores” que voluntariosos y solidarios evacuadores que han visto la película antes que tú recomiendan: que si en el minuto 37, que si en el 58… Pero claro, la gente no va al cine con cronómetro, así que incluyen vital información del tipo “cuando el comandante Spock dice: ahora más que nunca”

runpee

Lo más alucinante es que una vez que ya has calculado cuánto tiempo va a resistir esa coca cola tamaño XXL en tu vejiga (que yo tampoco sé lo que es la cocacola, ni lo del XXL, pero ese es el ejemplo que ponen en la oficina), entonces y sólo entonces, debes pulsar el descodificador que te permitirá ver lo que ocurre en la película durante esos cuatro minutos en los que tú has decidido vas a aliviarte.

Si. Yo también lo pienso. Esta web es una chorrada. Pero por lo que dicen en la oficina, tonterías más grandes han inventado estos americanos y han arrasado con ellas… El tiempo lo dirá, pero que se dé prisa, ¡que la edad canina va más rápida que la humana!

Anuncios