Reales bodorrios

En estos instantes Willy y Kate (a estas alturas ya son colegas) estarán a puntito de darse el “si quiero”. Porca miseria que lo hagan en viernes y nos priven de poder festejarlo como estas cosas merecen (por más que los británicos estén encantados con el “day off” que les ha caído de la nada). Pero no vamos a desesperar, todavía hay esperanza: Harry sigue soltero. Pero el bodorrio en sábado, please.