Radio Indie 103.1

Aburridos de la dictadura de la «sesión aleatoria» del ipod de nuestro «dj-compañero» (que lo mismo te pone una canción molonísima que un hit infantil de los de toda la vida) en esta oficina hemos decidido tomar las riendas de control musical y estamos a la búsqueda de algo que permita cierta variedad musical sin que el «Pintxo Pintxo gure txakurra da» nos haga gritar horrorizados. No aspiramos a un escenario utópico de excelencia musical que eleve nuestros espíritus hasta el infinito y más allá y que a todos nos guste por igual, pero si cuando menos una base que pueda sonar y nos permita seguir trabajando y de «cuando en ves» (o vez en cuando) nos sorprenda con algo que nos guste mucho, mucho, mucho.

Y de momento algo así (o parecido) lo hemos encontrado en Indie 103.1 Es una radio de Los Ángeles que programa musicota que a viejunos como nosotros nos mola mazo. Nada estridente, nada de chumbachumba, nada excesivamente bailonguero ni espacial, y que a ratos nos sorprende con hits de nuestros días juveniles, evocaciones de novios pasados y melancolías adolescentes. ¡Qué más se puede pedir!. Obviamente hay programas y programas, a ratos es mejor, a ratos menos mejor, insertan publicidad aquí y allá, peeeroo… resumiendo: nos gusta más que el hilo musical que nos acompañaba hasta ahora.

Indagando hemos constatado (una vez más) que llegamos tarde. Muy tarde. Y es que Indie 103.1 lleva ya mucho tiempo en el panorama musical, primero como emisora «tradicional» y desde hace unos meses, como emisora online. Y en todo ese tiempo se ha ganado la fama de ser una de las mejores y más independientes emisoras, donde sólo se programa lo que realmente al DJ de turno le gusta (y no lo que la compañía discográfica dispone). Y es que los DJ’s con programa propio en Indie 103.1 no son cualquiera: Dave Navarro, Steve Jones o Joe Escalante, que ya te puedes imaginar que no programan cualquier cosa. Pero lo dicho: haz la prueba, dale chance, busca franja horaria y… ¡disfruta!

Y dedicado para nuestro «Dj-compañero», con amor, ahora que ya no le dejamos poner musica…