Una división del mundo

Polaroid BarbucciPor lo que he podido ver desde la privilegiada atalaya de mi rincón, esta oficina se divide en dos grupos: los que controlan photoshop, y los que no. Los que agarran una imagen y hacen con ella casi cualquier cosa, y los que miran desde la distancia con envidia. Y algo me dice que esta distinción entre conocedores del Photoshop e inútiles totales (en lo que al retorcimiento gráfico se refiere, que conste) no sólo es aplicable a esta oficina, sino también al mundo ese de ahí fuera.

En esta oficina, los que no saben de Photoshop se esmeran en buscarse herramientas con las que poder hacer a las virguerías imagenísticas que hacen los que si saben, y a veces, dan con alguna que les alegran el día. Una de esas herramientas es esta web japonesa con la que en un ti-tá transforman una fotografía en una estampa del pasado. Los que no saben están emocionadísimos, probando con una foto y con otra, y los que saben, pues dicen que ni tanto, que el efecto que se consigue es bastante pocho, que…

Yo, la verdad, no sé qué opinar. Es que ni siquiera sé si soy de los que saben retocar fotos o de los que no, y desde luego sé que no sé nada de japonés. ¿Tú qué crees?

Bilbao ZubizuriBilbao Zubizuri Old