SIMPLE touch

Admitámoslo: hay trabajos que se hacen más a gusto que otros. Si, hay trabajos que son un aburrimiento, una faena, un marrón, una coña absoluta. Archivar, ordenar, escanear, limpiar, reestruccturar, reorganizar, repensar, clasificar, bucear en papeles que llevan ahí ni se sabe cuánto tiempo, etc. En SIMPLE llevamos un tiempo tratando de ser formales y disciplinados (y como nos hubieran dicho en EGB “progresa adecuadamente”) pero la vorágine del día a día, del “para ya”, del trabajo que realmente te gusta hacer, va posponiendo todas esas tareas tediosas que se van acumulando para esos días en los que hay menos movimiento. Días como estos, días de calor. Días de verano.

Pero hemos decidido no sucumbir a la pesadumbre y nos hemos propuesto que, por menos que nos apetezca, todo lo que hagamos lo vamos a hacer todo lo mejor que sepamos, con gracia, arte y salero. Con nuestro SIMPLE touch.