Boli-cuchara

Ayer pedimos que alguien pare el mundo, pero nadie nos ha hecho caso, así que hoy tenemos un poco más de lo mismo. Mucho trabajo. Y la alternativa de quedarnos a comer en la oficina no apetece nada, pero sólo porque este concepto tan molón del boli-cuchara lo hicieron con bolis bic, y aquí somos más de rotulador.

Anuncios