Feo, pero apañau

Necesitamos uno de estos Glass Holder Necklace. Que no hay por dónde cogerlos, que no hay estilo ni saber estar que te haga parecer cool si lo llevas encima, que te garantiza hacer el ridículo estés donde estés, que… Pero que oye, que para lo que son, sirven.

Y es que después de un finde festivalero del que nos estamos todavía reponiendo, ayer casi morimos de gozo con Arcade Fire en la explanada del Guggenheim. Gora este Bilbao moderno nuestro dónde cada día hay algo fantástico y estupendo going on! Ay, bochito querido, quién nos lo iba a decir hace unos añitos. Sí, lo admitimos: tenemos ya una edad y entre canción y canción ayer nos dio por la nostalgia y por contar historias en modo amama de cuando en aquel mismo sitio no había nada más que campas, y el tren nos dejaba en La Naja, y la ría apestaba, y… Es que uno miraba alrededor, y veía el Museo, y la Torre Iberdrola, y el parque, y el Paraninfo de la UPV, y el ambiente, y la música… y alcanzaba un punto cuasi orgásmico de orgullo y satisfacción al saberse en casa.

Superado este arranque patrio, volvemos al Glass Holder Necklace. Que sí, que en un sitio con tanta gente no se pueden dar vasos de cristal, pero es que la cerveza en vaso de plástico no sabe igual, primero te deja los dedos helados y luego se recalienta, termina por rajarse y te va goteando hasta que terminas hundido, mojas al vecino cuando en un arranque haces un quiebro a lo Bisbal… Así que, visto que ya nos sisan con los tickets (que hay que comprar en múltiplos de 4 pero una cerveza cuesta 3, aunque luego “te devuelven lo sobrante al final del concierto”… si es que estás dispuesto a esperar una cola del infierno) pues oye, que vendan también de estos chirimbolos que alguno fijo que pica.

Y para terminar: una de Arcade Fire en Bilbao!
¡Ole, Ole, y Ole!

Anuncios

Bilbao: ¡tres de tres!

Polaroid BarbucciEl pasado viernes 25, en la sála Multibox de la sede de EITB en Bilbao, más de 400 personas participaron en el visionado de los 10 cortos finalistas de la 12 edición del Manhattan Short Film Festival, o eso me han contado, porque a mi me dejan este rincón en la oficina, pero luego no me llevan a los eventos que organizan y estoy de lo más enfadado. Además resulta que en otras 172 ciudades repartidas por los cinco continentes miles de personas hicieron lo mismo (votar por su corto favorito) esa misma semana y yo me lo he perdido…

De la suma de todos los votos emitidos en el mundo mundial ha salido elegido vencedor el corto francés “Skhizen”, que resulta que también es el que ganó el viernes en Bilbao. Así que en la oficina están de lo más emocionados porque durante los tres años en los que Bilbao ha sido sede del Manhattan Short siempre ha votado por el corto que después ha ganado a nivel mundial. ¡Los tres años!. Y parece ser que en Barcelona también han tenido buen ojo y votaron por el corto francés. Claro que en Madrid, Salamanca y Vícar no anduvieron desencaminados, y es que allí ganó “Miente”, de la salmantina Isabel De Ocampo, que se ha llevado el premio al mejor montaje. El palmarés de esta edición se completa con el premio para el mejor corto de ficción para Sam Donovan por “Hammerhead” y el premio al mejor corto documental para “Mozambique” de Alcides Soares. Yo espero que algún día me dejen ver los cortos y ya os contaré cual es el que más me gusta… Pero eso si: el año que viene me voy a verlo en vivo y en directo. Si no es en Bilbao, en cualquier otro sitio, que estos ya están trabajando para ampliar el número de ciudades que van a participar el año que viene, y ahí andan buscando y contactando, a ver quien se apunta.

MANHATTAN SHORT FILM FESTIVAL - SIMPLE COMUNICACION

Lo que si que parece ser que han gustado, y que la gente quiere más, son las camisetas. Las 500 que se hicieron (con el patrocinio del Ayuntamiento de Bilbao, Eitb, Skunk Funk y del Cineclub Fas) volaron el viernes en la sede de EITB. Y es que tras disfrutar con la proyección de los 10 cortos finalistas, tras elegir cuidadosamente el mejor corto y votar, los asistentes al evento se encontraron con un delicioso cocktail Manhattan y un dulce catering a base de gominolas (“los chuches” que diría alguno) y… ¡con una camiseta de regalo!. Yo ya las he visto, pero no porque me llevaran con ellos a EITB (no sé si ya había comentado que no me llevan a los eventos), sino porque la gente se la pone para andar por ahí y ¡vaya guapos que están!. Así que ha habido quien ha llamado pidiendo camisetas (y no, aquí no tenemos ni una), quien las anda buscando por la web, quien… Aquí en la oficina no entienden mucho el revuelo (es más, a la mayoría les gusta más la que hicieron el año pasado) pero me han dicho que cuelgue en el blog una imagen, y eso hago, porque yo soy un perro de lo más formal y obediente… al que no llevan por ahí.

SIMPLE COMUNICACION - Manhattan Short Film Festival - Camiseta