Bye, Bye, Barbucci!

Se nos marcha. Vuelve a sus orígenes. El cánido mediterráneo nos abandona para volver a casa cargado de proyectos, planes y nuevas ilusiones. Y nos deja tristes-tristes y solos-solos. Vamos a notar una gran vacío en su rincón, aunque nos alegramos de saberle libre de dolores reumáticos causados por el frío, la lluvia y el viento (que hoy parecen cosa del pasado, pero que sin duda van a volver). Nos alegramos de saberle feliz, rodeado de la familia, a la carrera, brincando y saltando (cual Copito de Nieve, la cabritilla de Heidi). Aunque lo dicho, nos va a costar entrar en la oficina y no verle en su rincón.

We already miss you Barbucci!

Un pensamiento en “Bye, Bye, Barbucci!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s