Una caja para dormir

Hoy hay sueño. Mucho. Desconocemos si es cosa del cambio horario, de la astenia primaveral o de que nos hacemos viejos. Pero hay sueño. Insistimos: mucho. Así que en la búsqueda de un remedio para nuestro mal hemos dado con este peazo cacharro, que esperamos ver muy pronto implementado en aeropuertos, estaciones y demás lugares por los que el género humano transitamos (Es que decir que queremos uno para la oficina ya nos parece demasiado). Se llama Sleepbox y es eso, una caja para dormir en ella.

Una cama equipada con un sistema automático de cambio de sábanas, sistema de ventilación, televisión, Wifi, enchufes para cargar tu teléfono, portátil y demás aparatos “imprescindibles”, un hueco para dejar tu equipaje… Ideal para cuando ya no puedes con el cuerpo. Para cuando el avión que te lleva a casa se retrasa. Para hacer una paradita después de un montón de horas conduciendo. Ideal para hoy y ahora mismo. “¿Me pone 30 minutos de cama mullida por favor?”

We love this

Por si te sobran 5.000 gominolas de ositos y muchísima paciencia (así como para dedicarle unos dos meses) y quieres hacernos felices, atención a esta tremenda lampara divinisiiiiisisima (lo de menos es que no alumbre una mierda). A nosotros nos gusta que nos dediques tiempo, claro que si prefieres un atajo, también puedes comprárnosla a tocateja

Zorionak Mr. Spock!

Bien de mañanita hemos escuchado en la radio que hoy cumple 79 años Leonard Nimoy, el actor que ES Mr. Spock (porque decir que interpreta a Mr. Spock es quedarse corto). Y como Mr. Spock nos cae mejor que bien, y le echamos mucho de menos, aquí va nuestro particular homenaje, recuerdo y felicitación.

Claro que muy pocos están libres de pecado… Atención a este vídeo que hemos encontrado -de lo más absurdo que hemos visto nunca- que dirigió y coprotagoniza (por decir algo), en el que ejerce de chofer y lleva en su coche a las Bangles, que cantan así como muy lánguidamente y poniendo morritos en la trasera, para terminar dejándolas en un túnel oscuro por el que avanzan a ninguna parte (¡¿?!) Muuuy fuerte.

Aburrimieeeento

Hoy esta oficina da por saco. El boss de meeting en meeting. Barbucci & su mare, de grabación en la montaña. Nuestra presentadora favorita (que, ahora que no nos oye, suele ser la que más ruido mete) de mudanza. Y el resto, labora que te labora. ¿Resultado? Esto es un coñazo y un aburrimiento. No parece SIMPLE. Nos pinchan y no sangramos.

SIMPLE vs Burocracia

En la oficina están hoy de celebración, y es que después de un año peleándose con la burocracia, después de un año de luchar contra el sistema, después de un año de “no es posible”, después de un año de llamadas a centros de atención telefónica, de gritos, de faxes, de desesperación, de rellamadas, de mails, de rellenar formularios… se han salido con la suya.

Básicamente, el asunto es el siguiente (o así me ha llegado a mi rincón): en esta oficina reinaba el caos hasta que la Rotenmeyer vino a poner orden. Descubrió que las facturas no estaban perfecta y sistemáticamente ordenadas por orden alfabético/cronológico/cromático/semántico y casi le dio un telele (es que ella es muy suya y bastante maniática). Así que se puso a la tarea (y puso a todos los demás a ella, claro): había que encontrar tooooodas las facturas del proveedor “x” desde tiempos inmemoriales hasta hoy. Peeero (a estas alturas de mi vida canina ya me he dado cuenta de que siempre hay un “pero” de estos) resulta que en algún momento, por algún motivo, la ficha de cliente había cambiado y no se podían conseguir las facturas anteriores a la fecha “y”.

Y ya se sabe cómo son las grandes empresas, con sus sistemas, sus métodos, sus mecánicas y sus procedimientos. Claro que desconocen la capacidad de SIMPLE para dar la murga. Por que vale, si… había que haber guardado las facturas y tienen razón que al hacer el cambio de nombre ya avisaron que “en el plazo de dos meses esta información no estará disponible” pero en esta oficina eso no es razón suficiente para que, dignos como ellos solos, pidan, pidan, pidan y pidan… hasta que lo consiguen.

Así que hoy quiero dedicar este post a toda esa gente que de pronto se ha encontrado con una petición “diferente”. Una de esas que nadie hace. Que se sale de todos los estándares. Una que tampoco es que sea taaan complicado resolver, pero que como habitualmente no se presenta, no tiene un procedimiento establecido para llevarla a cabo. Si, dedicado a todos los que han padecido alguna vez la SIMPLE intensidad. Que sepan que, por lo menos, saben ser agradecidos…

100% pure New Zealand!

Nos caen bien los Kiwies. No los frutos, los humanos. Un país bien bonito, bien organizado, bien conservado, con gente bien maja… Muy parecido a esto, vamos. Y esta exaltación de la admiración (mutua) viene a cuento de que nos ha llegado noticia de una campaña del 100% Pure New Zealand, que es la oficina de turismo de los antípodas (porque es un sustantivo masculino), que ha organizado un concurso de cortos para promocionar el país (¡bien por ellos!).

Your big break New Zealand se llama en asunto y en su canal de Youtube puedes ver todos los cortos. Todavía no los hemos visto todos, pero desde luego el que ha ganado no es nuestro favorito, por más que Peter Jackson diga lo contrario.

De los que hemos llegado a ver, nos quedamos con estos dos. Hay más, pero los dejamos para este finde taaan largo.