Oops!… I Did It Again

Supongamos que se te cae el teléfono móvil a “un lugar lleno de agua” (imagínatelo, nosotros no vamos a ponernos específicos): gran putada. Supongamos que pasado el tiempo, te vuelve a pasar: re-que-te gran putada (y un poco bobo ya eres, ¿no?). Supongamos que se te cae una tercera: lo tuyo es para matarte.

Pero dicen que hay que buscar la parte positiva en todo lo que nos pasa y en este caso, ese algo positivo podría ser que, a estas alturas y tras mucho indagar en la web al respecto, habrías ya descubierto que lo mejor para secar un móvil es dejarlo unos días en arena de gato. (Y si no tienes gato -tu te lo pierdes- prueba con arroz, que también sirve) No nos preguntes por qué, pero sabemos que funciona.

basics3l.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s