Va de cine

Polaroid BarbucciHay días en los que en esta oficina pasan cosas muy raras (sobre todo los viernes). Todos trabajando, yo dormitando en mi rincón y, de pronto, sin aviso, sin un por qué, sin más ni más, se monta la de San Quintín, todos se arrebujan alrededor de una pantalla de ordenador y empiezan las risas, los gritos, el cachondeo y el no ponerse de acuerdo.

Hoy se han autoimpuesto, por que yo lo valgo, la tarea de elegir los mejores créditos de películas (si, yo tampoco entiendo por qué). Y no ha habido manera de que llegaran a un consenso. Todo porque han encontrado este post sobre “30 créditos de películas inolvidables”. Y ahí que cada uno a decidido opinar, y cuál falta, y este no, y este si, y aquel más, y ¿cómo era aquella película?….

Al final las aguas han vuelto a su cauce, cada uno ha vuelto a su ordenador a seguir con lo suyo, convencidos de que su selección era la mejor, y yo me he quedado con curiosidad de ver alguno de esos dichosos créditos. De la que un día me ponga a ello, y por lo que he oído, estos son algunos con los que merece la pena “perder” un ratito…

1.- Casi cualquiera de los de James Bond

2.- “Seven”, por cómo te predispone para la película

3.- “Atrápame si puedes” (en representación de los créditos sesenteros de estética similar)

4.- “La pantera rosa” (aunque aquí el debate era por si la magia reside en los créditos o en la música de Mancini)

5.- “Juno” (que no encuentro los créditos propiamente, pero como lo que más les gusta es la canción…)

Y una mención especial al chasco de créditos de “Jackie Brown”, homenaje a “El graduado”, pero que nanai, Tarantino la cagó y el original gana con creces (aquí los expertos dixit)

¿Tu cuáles me recomiendas?

Anuncios

¿Hay hambre?

Hoy la cosa va de restaurantes. Bueno, de un restaurante. O mejor dicho: de un concepto de restaurante. Y todo porque haciendo una dura labor de búsqueda conceptual en la red (o lo que es lo mismo, vagueando en internet) hemos dado con Founding Farmers, un restaurante de Washington D.C.

FF_LogoFounding Farmers es un local en el que todos los productos son locales y orgánicos. “Nada nuevo en el horizonte”, dirás. Pero es que estos van un paso más allá de ponerte en el plato un tomate cultivado en la huerta de la vuelta de la esquina y llevan su filosofía hasta límites hasta ahora desconocidos: menús escritos con tinta de soja (sobre papel reciclado, of course!) o indicaciones en su web sobre cómo llegar hasta el establecimiento contaminando lo menos posible.

Founding Farmers forma parte de la red de restaurantes “verdes” Green Restaurant Association (que asegura que reciclan hasta los mondadientes) y han obtenido el certificado Leed, que garantiza que su local, diseñado por Core, ha sido construido con el mínimo impacto ambiental. Sobre los menús no podemos decirte gran cosa: tendremos que esperar a volver a Washington para probarlos y contarte qué tal la experiencia.

Founding Farmers

Bye, bye, Pendrive!

Hosanna en el cielo, existe Dropbox!!!
Hosanna en el cielo, lo hemos descubierto!!!
(Merci! Si, si… va por ti)

Supuesto: en el curro un ordenador, en casa otro, un portátil que va contigo a todas partes… Y en esos días en los que estás de curro hasta arriba, trabajando en casa, en la ofi, mientras te tomas un café, y vas modificando un documento, y cada vez hay más versiones, y ya no sabes si “ultimísimo” iba antes o después que “superúltimo”, y ya estás aburrido de automandarte cosas a tu propio correo, y entra, y sal, y el correo no se carga, y no termina de descargar el doc, y parece que un pendrive es la solución a tus problemas, y entonces juras y perjuras que no lo vas a perder nunca, y durante unos días estás muy contento, pero luego resulta que este archivo no me cabe, y además pierdes el dichoso pendrive y te cagas en todo, estás desesperado y te agencias otro, y aparece el primero, y tienes dos, y en uno esto y en el otro aquello, y… ¿en cuál lo había guardado?

Bueno, pues para eso está Dropbox: para almacenar tus archivos en una nube en el ciberespacio y poder acceder a ella desde dónde y cuando quieras. Tu trabajas con tus archivos como siempre, pero si los guardas en la carpeta Dropbox… ¡voilá!, ya puedes acceder a ellos desde cualquier ordenador con conexión a Internet.

Drop Box

Vale, no pillas a qué tanta algarabía. ¿Y si te decimos que cuando realizas un cambio se actualizan todas las versiones en los distintos ordenadores que tienes sincronizados?. ¿Y si te decimos que puedes recuperar las versiones anteriores de tus documentos? (si, ya sabemos que tú no metes la pata, pero por si fuera el caso) ¿Y si te decimos que te ofrece una carpeta pública en la que puedes subir lo que quieras y mediante un enlace público cualquiera (aunque no sea usuario de Dropbox) puede acceder a ese archivo? ¿te imaginas no volver a tener la pelea con los servidores de correo porque pretendes mandar un archivo demasiado pesado? Pues todo eso y mucho más es Dropbox. Y por si fuera poco Dropbox es gratis, está disponible para Windows, Mac y Linux, y su versión web está disponible para dispositivos móviles como el iPhone. Tracatrá!

Boluetako Izarrak

barbucci styleHoy es el “Día del Vecindario” en Bolueta. Ya, yo tampoco ni idea de lo que es eso… Resulta que se es que… ¡somos Europeos! (si, que pasa, en la escuela canina nadie nos había dicho nada de esto). Y hablando del tema con mi madre (estoy emocionado de saberme europeo) me he enterado de que existe Eurovisión, claro que la mare (en valencià) me ha prohibido terminantemente que hable de eso. ¡Ya empiezan las censuras! Pero indagaré en el tema, seguro que hay material tras ese intento de silenciarme…

Pero a lo que iba, que somos europeos, y como somos europeos, hacemos fiestas europeas. Y Bolueta también es Europa, y este año se celebra allí el Día del Vecindario. Y van a representar una obra de teatro, y van a repartir las fotografías que Mari Luz Vidal ha estado sacando estos días en el barrio, y Mimoloco va a ambientar el cotarro y hasta se van a poner las botas en el lunch!!!

Pero también van a estrenar en primicia mundial el documental Boluetako Izarrak. Y eso lo sé por que últimamente ha estado viniendo mucha gente a esta oficina, y cuando venían encendían focos, y montaban un set, y había que estarse calladito y yo no podía acercarme a curiosear. Pero por lo menos me han dejado ver el documental ¡antes del estreno!… ¿soy o no soy un can VIP?

Boluetako Izarrak

Y por eso ahora ya sé que en Bolueta había una fundición que hacía bolas y que regalaba jerseys; y también sé que Marcelina era la dueña del ambigú del cine (y vendía jariguays) y que había un párroco, Don Félix, que si alguno hacía ruido en misa no tenía problema en sacarlo, pero que era muy buena gente y que hizo mucho por el barrio… Y todo esto desde mi rincón a ras de suelo. Mola, ¿eh?…

Súper-star a la par que ingeniera

Ayer se clausuró la 62 edición del Festival de Cannes, pero tranquilidad, que no vamos a ponernos en plan críticos de cine. Lo que ocurre es que tanta belleza, tanto photocall, tanta pose, tanto yate, tanto glamour, nos ha recordado una cita que nos gusta mucho:

“Cualquier chica puede ser glamourosa.
Lo único que tienes que hacer es quedarte quieta y parecer estúpida”

La cita no es nuestra: es de Hedy Lamarr, actriz austriaca protagonista de “Sansón y Dalila”. Pero esta cita es también de Hedwig Eva Maria Kiesler, ingeniera que inventó la tecnología en la que se basa el Wifi y la telefonía 3G. Y es que la bella actriz y la sagaz ingeniera, son una sola persona.

Hedy Lamarr

Austria, 1913. Viene al mundo una niña muy guapa y muy lista (si, se puede). Con 16 años empieza sus estudios de ingeniería pero le atrae la farándula y comienza a interpretar. Protagoniza el primer desnudo del cine comercial en la película checa Ekstase, gracias a lo cual consigue fama mundial y un matrimonio (forzado por sus padres) con Friedrich ‘Fritz’ Mandl, una joya de marido (vendedor de armas, colega -entre otros- de Mussolini o Hitler) que la encierra en casa, la esclaviza y la utiliza para hacer negocios.

Te contaríamos la historia completa de cómo urdió un plan de fuga con la ayuda de su asistenta, con quien mantenía una relación sentimental, y llegó a súper estrella de Hollywood a la par que súper ingeniera, pero es que… ¡tenemos que trabajar!. Pero por si quieres saber más…..

Isolee: Fashion, Food & Lifestyle

Gaur kafea hartzera joan gara gure betiko tabernara eta han Viajar programa zegoen telebistan jarrita (eskerrak, ze bestela AR egon ohi da!)

Isolee 1Itxura denez, Madrileko leku chic-ak zeuden bisitatzen eta halako batetan hemengoak ezagutzen dugun ISOLEE “denda” agertu da. Chueca inguruan dagoen gunea dugu hau, sartu eta harrituta uzten zaituena. Eta web orrian ikusten dudanez Claudio Coellon ere badute beste bat, handiagoa gainera!!

Isolee 2

Txuria da itxuraz eta espazio desberdinetan banatzen da. Janari desberdinak, ez ahazteko usaina duten perfumeak, Comme des Garcon, Ailanto, Manish Arora, Stella McCartney, Mihara Yasuhiro, Fred Perry, musika… eta diru gehiegirik ez dugunontzat, kafetxo bat hartzeko aukera!

Madrilera doanarentzat gomendioa; denda honetara bisitatxo bat egitea. Ez baita erraza era honetako guneak aurkitzea!! Eta hemen geratzen garenontzat: web orrialdean sartu eta inbidia bixkat hartu, ziur madrilera joateko gogoak sartzen zaizkizuela!

Hacer lo fácil, difícil

Polaroid BarbucciÚltimamente el ambiente en la oficina está un poquito cargado. Suena el teléfono, llegan mails y… ¡ya está el lío!. Por momentos se lo toman a cachondeo, por momentos se desesperan, pero, por lo que he oído, parece ser que el meollo de la cuestión es que hay gente ahí fuera que se empeña “en hacer las cosas fáciles, difíciles”.

A mí, la verdad, me ha costado entender este concepto. Porque si algo es fácil, es fácil, ¿no?, y si es difícil, tres cuartos… Parece Simple. Pero no, por lo visto hay gente que se complica la vida con cosas que a los de aquí dentro les resultan sencillas. Al final todo llega a buen puerto, y al mirar atrás sólo quedan las risas y el asombro por haber dado tantas vueltas para hacer algo que, en principio, era la mar de Simple.

Por si algún cánido ahí fuera sigue sin entender el concepto, y como una imagen vale más que mil palabras, ahí va una muestra de cómo algo sencillo se puede complicar, hasta el infinito y más allá!!!

Parqueo Imposible - Simple